Casos Delitos culposos

  1.      CASO DEL DENTISTA.

Un dentista administra anestesia total a una señora sin realizar los exámenes pertinentes por un internista, máxime cuando la señora le había comunicado que padecía del corazón. La señora muere de paro cardíaco por la anestesia. En el examen por el internista no se hubiera descubierto la lesión y sólo se hubiera conseguido retrasar la muerte por unos días.

 

2.  CASO DEL CONTRATISTA DE OBRAS.

Un contratista de obras pone unas vallas en la calzada, sin esperar permiso reglamentario; un motorista choca contra las vallas. Si hubiera esperado a tener el permiso para poner las vallas hubiera tardado una semana y no se hubiera producido el accidente.

 Imagen

3.  CASO DEL MOZO.

Un mozo sirve bebida alcohólica en abundancia a un cliente, sabiendo que después debe conducir. Como consecuencia de manejar ebrio, se producen las lesiones de dos transeúntes. Analice la conducta del mozo.

 

4.  CASO DEL SASTRE.

Moisés atiende un negocio de sastrería. Son las 19.30hs. El está planchando su ropa cuando entra un cliente a quien debe atender. Tras atender al cliente, Moisés decide ya, por ese día, cerrar el negocio e irse; esto ocurre a las 20.30hs. La distracción producida por la atención del cliente le hace olvidar la plancha, que quedó enchufada sobre la mesa de sastre. A las 4 de la mañana del día siguiente se produce el incendio del lugar, a causa del calentamiento de la plancha. No hay daños personales.

 Imagen

5.         CASO DEL PELUQUERO.

En los años 30 del siglo pasado, el cliente de una peluquería, Ernesto K., se presentó a teñirse el cabello, para lo que fue atendido por Francico R. El peluquero usó una tintura que había aplicado a otros clientes previamente y que había dado buenos resultados. La tintura era de venta libre en el mercado con ese fin. En el caso del cliente Ernesto K, la aplicación tuvo por consecuencia lesiones –presumiblemente en el cuero cabelludo y el rostro. En aquel entonces, la ley penal no distinguía entre distintas clases de lesiones según su gravedad , como sí hoy lo hace en el art. 94 CP. El cliente puso querella contra el peluquero.

 

 

6.         CASO DE LOS PELOS DE CABRA.

El gerente de una fábrica de pinceles recibe un fardo de pelos de cabra. Sin ordenar la previa desinfección, como correspondía según las reglamentaciones, lo entrega a un capataz para la elaboración. Dos obreras, que trabajan en la preparación de los pinceles, contraen carbunclo y fallecen al poco tiempo. Posteriormente se comprueba que el procedimiento de desinfección normalmente empleado e indicado al efecto, habría sido, acaso, ineficaz para evitar la muerte de las obreras, puesto que, en otras dos fábricas adquirentes de fardos del mismo origen, se habían producido accidentes análogos, a pesar de que habían sido observadas todas las reglas de desinfección indicadas. El bacilo había resistido el procedimiento de desinfección corriente.

 

7.         CASO DE LA VIEJA ESCOPETA.

Juan se halla de visita en la casa de Bernardo; ha ido decidido a agredirlo con un cuchillo, por haberse enterado de lo que él considera un acto desleal de su amigo. Desatada la agresión, Bernardo toma una vieja escopeta de la casa, que luce de adorno desde hace tiempo en la pared y pone el dedo en el gatillo en señal de querer accionarlo, con la esperanza de que cese la agresión de Juan. Ante la sorpresa del propio dueño de casa, la vieja escopeta, que contra todas las suposiciones estaba cargada, se dispara. Juan muere.

 

8.         CASO DEL YOGUR EN MAL ESTADO.

A mediados de septiembre, la señora M. sirve a su hijo de tres años un yogur en estado de descomposición; el niño muere, tras contraer una aguda infección intestinal. La madre ni siquiera se representó la muerte, ni la lesión de su hijo. Represéntese una solución al caso según las siguientes alternativas:

  1. debido al mal olor, la madre sospecha que el yogur podría estar en estado de descomposición, pero, al no tener otra cosa para darle de comer a su hijo, ni alcanzar a leer bien la fecha de vencimiento, se decide a darle igualmente el yogur.
  2. La madre no huele nada especial, pero advierte que el yogur está vencido desde el 10 de enero.
  3. La madre no huele nada especial, ni se fija en la fecha de vencimiento; tampoco cree que un yogur vencido pueda ser tóxico.
  4. La madre proviene de una cultura en la que normalmente el mes se escribe antes del día y al leer: “vencimiento 10-1” interpreta que el yogur vence el 1 de octubre. 

(Extraidos de los libros de casos de Edgardo Donna y Marcelo Sancinetti)

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s