Casos Delitos culposos

  1.      CASO DEL DENTISTA.

Un dentista administra anestesia total a una señora sin realizar los exámenes pertinentes por un internista, máxime cuando la señora le había comunicado que padecía del corazón. La señora muere de paro cardíaco por la anestesia. En el examen por el internista no se hubiera descubierto la lesión y sólo se hubiera conseguido retrasar la muerte por unos días.

 

2.  CASO DEL CONTRATISTA DE OBRAS.

Un contratista de obras pone unas vallas en la calzada, sin esperar permiso reglamentario; un motorista choca contra las vallas. Si hubiera esperado a tener el permiso para poner las vallas hubiera tardado una semana y no se hubiera producido el accidente.

 Imagen Sigue leyendo

Anuncios