La Trata de Personas: una cuestión de género. Aporte de Ester Dayé

Introducción:
El presente trabajo pretende establecer que la trata de mujeres para su ingreso a la prostitución, es un problema de índole público, de los derechos humanos y también un problema del estado
Anualmente son ingresadas a la prostitución, alrededor de 4.000.000 de mujeres y niñas en el mundo. En Argentina, cientos de ellas son secuestradas y desaparecidas por estas redes de proxenetas y muchas han sido asesinadas.

Se encuentran involucrados los poderes políticos del estado
Además pretendo demostrar que la prostitución y la trata con fines de explotación sexual son dos caras de una misma violencia contra las mujeres y porque en el 90 % de los casos de los casos de trata de mujeres y niñas con estos fines.
Subyacen detrás de esta realidad concepciones altamente vinculadas a cuestiones de género, sumados a típicos paternalistas de tratamiento e invisibilidad de la minoridad y un alto contenido relacionado a la inequidad social en materia de pobreza
Este negocio genera alrededor de 10 millones de dólares, es el tercer negocio más redituable del mundo, luego del tráfico de drogas y de armas, con ingresos estimados en 32.000 millones de dólares, informe TIP; según la OIT, incluso en el 2005 se estimaba que en el orden mundial, 2,4 millones de víctimas trabajaban en condiciones de superexplotación, además de esta consideración, se afirma que constituye un problema social de estructura global.
Las víctimas aumentan día a día al mismo tiempo que las autoridades hacen poco y nada para resolverlo.
Veremos también acá los antecedentes de la trata en la Argentina, que no es un problema de hoy, aunque se ha recrudecido con el mayor empobrecimiento. Sigue leyendo

Anuncios

Pena de Muerte

A la múltiple información que ya subimos al blog sobre la pena de muerte, hoy agregamos un link a un trabajo reciente que está en la Revista Electrónica de Ciencia Penal y Criminología nro. 11 (2009), denominado “Pena de muerte en EEUU: ¿lenta agonía?”, cuyo autor es Ramón Ragués. El trabajo, acá.