Visita a la Unidad Penal XV. Pamela Scheffer

Debo reconocer que la visita a la unidad penal 15 de Batan me sirvió para ver lo que es una cárcel un día en el que saben que hay visitas, mas allá de lo que el lugar, por su simple infraestructura, es; debemos admitir que todo lo que nos mostraron fue lo mejor que tenían, el resto lo obviaron, lo “ocultaron”. Pero mas allá de eso, lo que vimos, aun que “pintado”, es lo que se dice una cárcel modelo comparada con otras tantas unidades penitenciarias existentes en el país. La realidad es que el sistema se cae a pedazos y no soporta el análisis coherente de lo que hoy la sociedad necesita. Gente enserada en celdas, realizando el típico trabajo de presos, sabiendo que al salir son menos de lo que eran al entrar, emocionados con la sola idea de que extraños vayan a verlos…. Eso es lo que logra este sistema… Personas excluidas. Una de las cosas que mas me quedo grabada de la visita fue lo que uno de los presos le pregunto a una de mis compañeras cuando nos habíamos detenido a charlar con él: `¿Que les dicen de nosotros afuera?´ Como mi compañera se quedo callada el preso se auto respondió: `¿Que somos malos? ¿Que hay que matarnos? Eso es lo que les dicen.´ Reconozco que mi compañera hizo un buen esfuerzo luego para convencerlo de que no es así. Pero la verdad es que los presos saben bien que una vez que entran les colocan una etiqueta en la frente y quieran o no, vuelven, por que la sociedad es quien los marca y eso es justamente lo que se debería evitar. Hace unos meses vi un informe sobre la inauguración de una moderna unidad penitenciaria en la provincia de San Juan, la propaganda presentada a su respecto fue sobre la seguridad que tenia el lugar, lo imposible que era que una persona se fugara, la cantidad de guardias que iba a tener e incluso la seguridad que había dentro de la cárcel para que a los guardias no les pasara nada. Sobre los presos… nada. Debemos admitir que la gente no sabe, o mejor dicho no quiere saber, sobre lo que pasa en las cárceles, lo único que les importa es que quien entre en ese lugar no salga.
A mi, en particular, la visita me ayudo a ver de otra manera a la gente que se allá metida dentro de la cárcel y también a ver muchas otras fallas que tiene este sistema y que antes no las había podido ver.

2964209147_826448a0a6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s