Mas preguntas, mas respuestas.

Hola Profe, me podria aclarar una duda que tengo respecto de:
La ejecución de las medidas de seguridad, en el caso de cesación de la internación:
1- En las medidas curativas: el cese depende de que el sujeto deje de ser peligroso para sí mismo y para los demás.
2- En las medidas educativas: el límite de la internación en los establecimientos especiales esta dado por el paso del menor a la adultez.
3- En las medidas eliminatorias o medidas posdelituales: el cese de la misma quedará sujeto al cumplimiento de la pena establecida en la última condena.
y ahi se cita el Art. 52 del CP. que dice 4 penas privativas de libertad… y 5 penas…
Esto es lo que no entiendo ¿A qué penas se refiere?.
Espero que me pueda interpretar lo que le consulto y que me pueda ayudar.
Mil gracias.
Marcela Dupré.

Hola Marcela.
La medida de seguridad es la consecuencia jurídica de la comisión de una conducta típica y antijurídica por un sujeto declarado inimputable en el proceso penal y para quién la ley prevé una restricción de derechos que se fundamenta en razones preventivas. Sin embargo, como analizamos en clase, las medidas de seguridad, en realidad son penas ya que resulta insostenible la afirmación de que la imposición de una medida coactiva de las características de las analizadas, no suponen sufrimiento a quien la padece.
En los últimos años, la doctrina ha aconsejado abandonar la indeterminación para las medidas de seguridad, procurando enmarcarlas en pautas de proporcionalidad. El establecimiento de plazos máximos de duración de las mismas, surge como una necesidad para establecer límites que impidan su prolongación arbitraria.

Las denominadas “medidas seguridad curativas”, en realidad son penas que se imponen a los incapaces psíquicos (penas sin culpabilidad) previstas sólo en los supuestos previstos en el art. 34 inc. 1, 2do párrafo CP. Su cese se puede dar por dos motivos: por la desaparición de la patología que generó su imposición o por el vencimiento temporal de la medida, ya que la medida debe ser impuesta por un período temporal acotado, sujeta a constante revisión, no pudiendo extenderse más allá del máximo de la pena prevista para el hecho atribuido (principio de proporcionalidad). Para Zaffaroni, es correcto en el marco constitucional que el juez penal renuncie a toda pena para incapaces psíquicos y, en los casos de absolución por enajenación mental, cuando observe la necesidad de internación u otra medida de tratamiento, deba dar intervención al juez civil competente para que se pongan en funcionamiento las normas del derecho psiquiátrico (arts. 482 y concordantes del código civil).
La medida de seguridad accesoria del 52 CP, la vamos a desarrollar cuando veamos la unidad temática 20.
Más allá de eso, te ancipo algunas ideas.
Establece una PENA de reclusión por tiempo indeterminado como accesoria a la última condena, en particulares supuestos de MULTIRREINCIDENCIA, que enumera taxativamente.
Esta PENA de RECLUSION ACCESORIA termina por vía de libertad condicional a los CINCO AÑOS de cumplida la condena y definitivamente, a los CINCO años siguientes a la libertad concedida.
La particularidad de esta pena finca en la INDETERMINACION, puesto que su duración no es fija, aunque en cualquier caso debe ser considerada superior a los cinco años, puesto que antes de ese término no es admisible la libertad condicional.
La INCONSTITUCIONALIDAD de la REINCIDENCIA acarrea la de esta pena accesoria, que no guarda ninguna relación con el contenido de injusto ni con la culpabilidad del delito a cuya pena se acompaña como accesoria.
La pena del art. 52 tiene como único fundamento la presunta peligrosidad del condenado, atribuida legalmente por la sola constatación de sus anteriores condenas:
no tiene vinculación con la magnitud del injusto cometido (da lo mismo lesiones culposas que robo con armas).
No guarda conexión con la culpabilidad del autor por el hecho (su aplicación es imperativa y automática).
El fundamento de la peligrosidad ha sido expresamente declarado en el texto del art. 53 CP que para conceder la Libertad Condicional exige “buena conducta, haber demostrado aptitud y hábito para el trabajo y demás actitudes que permitan suponer verosímilmente que no constituirá un peligro para la sociedad”.
La reclusión por tiempo indeterminado viola la garantía que surge del art. 18 CN, en cuanto prohibe la aplicación de una pena fundada en la peligrosidad del agente o en el modo en que éste ha conducido su vida anteriormente .

En consecuencia:
1. El único fundamento constitucional posible de la pena es la REPROCHABILIDAD por el hecho.
2. El art. 52 CP comtempla una pena que sólo se sostiene en la PELIGROSIDAD del agente.
3. El art. 52 es inconstitucional.

Exitos el lunes.
JT

Hola Doctor, gracias por la respuesta. Quería hacerle una pregunta mas;
En los supuestos de insuficiencia y alteraciones morbosas de las facultades del sujeto, el mismo goza de consciencia. no es cierto? ; esto implicaría que el sujeto puede entender la criminalidad del acto, pero no puede coordinar sus movimientos en el sentido de la comprensión de esa criminalidad. La pregunta es; ¿Efectivamente hay ausencia de acción desde el momento en que el individuo entiende la criminalidad?
gracias
Esteban Arenas

Esteban:
Toda acción requiere una voluntad. Esa voluntad dota de sentido a la acción conforme a la representación del sujeto. Para que no haya acción no debe haber voluntad, es decir, debe darse un estado de inconsciencia y no una mera perturbación de la misma.
Entonces: no puede confundirse la incapacidad de acción con los supuestos en que una acción no es culpable, en razón de representaciones o motivaciones aberrantes, condicionadas por perturbaciones de la conciencia.
Ejemplo de Zaffaroni que aclara esta cuestión: una persona en coma no puede realizar una acción; en lugar, quien padece alucinaciones
puede imprimir a su acción un sentido aberrante en razón de su falsa representación, lo que sería una atipicidad por falta de dolo; por último, es posible que una persona accione conforme a sentido de modo adecuado a la realidad pero resulte aberrante su motivación, por padecer un delirio persecutorio, lo que constituye un supuesto de inimputabilidad (inculpabilidad).
Insisto con esto: todos los casos de incapacidad de acción, constituyen supuestos en que no hay acción porque no hay voluntad. Esos casos tienen fundamento legal en el inciso 1 del art. 34 CP o en el inc. 2do (fuerza física irresistible interna). Es decir son casos de ausencia de acción por involuntabilidad respecto del agente.
Saludos, JT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s